domingo 27 de julio de 2008

X-Street Community Base Organization

Para que no os perdais, este post viene de este otro (haz click AQUI)


Mi llegada a Eldoret (ver situación de Eldoret AQUI)

Eldoret es una de esas ciudades donde la vida se concentra alrededor de la carretera. En este caso es la carretera que une Nairobi y Kampala, capitales de Kenia y Uganda respectivamente.

Nada más llegar llamé a Peter Njenga. En 10 minutos estaba en la parada del autobús. Andaba un poco ocupado, por lo que llamó a sus com pañeros Joshua y Juma para que me atendieran. Hablamos 5 minutos me contó que el había vivido de niño en la calle, al igual que Joshua y Juma.
Me costaba entenderle hablar en inglés, pero sí que me dejó claro que Juma había estado en la carcel.

5 minutos después andaba caminando con Juma y Joshua en busca de un Hotel.
Los dos vestían con americana. Juma llevaba mi mochila pequeña con todos los objetos de valor y, tengo que ser sincero, yo no estaba muy tranquilo. Tras dejarme en un hotel céntrico (White Castle Hotel), nos dirigimos hacia su oficina. Cada paso que dábamos alejándonos del centro me generaba todavía más intranquilidad.

Es difícil compaginar la justicia de no juzgar a la gente de antemano y las historias que a uno le van contando y la interminable lista de cosas que no hay que hacer como no dejarse llevar por unos desconocidos a un lugar desconocido.

Por mi cabeza pasaban historias excesivamente policíacas como la de la una organizada y compleja trama que capta extranjeros en las calles de Nairobi (a través de Emmanuel) para robarles todo lo que tienen, bien sea cerca de Nairobi o en Eldoret (en manos de Peter, Joshua y Juma).
Ciertamente era una trama tan rebuscada que, aunque no puedo negar que pasó por mi cabeza, por suerte se impuso en mí el sentido común de pensar que no soy un personaje de un thriller y además no puedo vivir con una coraza exterior, porqué eso no es vivir, es solamente estar vivo.



La organización X-Street Community Base Organization

Peter, Joshua y Juma son co-fundadores de la organización, dedicados a tiempo completo a la misma.

x-street

Están ya constituidos como organización y están en trámites para ser ONG. Este será un paso importante para ellos, ya que las ONG’s disponen de cierta inmunidad y eso les permitirá criticar abiertamente al gobierno de la ciudad o incluso del estado.
Ahora mismo podrían hacer desaparecer su organización en un abrir y cerrar de ojos.

X-Street tiene una oficina bastante correcta, alquilada gracias a la donación de una empresa privada.


Me costó 2 días entender de que vivían estos 3 chicos, que no disponen de ningún otro trabajo ni tienen ningún sueldo procedente de la propia organización.
Tras haberlo entendido ya puedo explicaros la historia completa.

El origen de X-Street

Los 3 fundadores tienen varias cosas en común que les unen, les motivan y les dan toda la autoridad moral del mundo para llevar a cabo esta tarea.
Los 3 fueron chicos de la calle (Street Children), bien por no tener padres o bien porqué sus padres no fueran capaces de mantenerlos.
Los 3 fueron capaces de salir de ese mundo y reintegrarse a la sociedad.
Los 3 trabajaron unos años vendiendo zapatos y decidieron vivir de lo ahorrado y dedicarse en cuerpo y alma a la labor de ayudar a aquellos que están pasando por la penosa situación que ellos mismos vivieron.

IMG_0738

He conocido poca gente con la misma energía, vocación y entrega que estos 3 chicos que, poco a poco se han ido rodeando de gente que colabora con ellos.
Ninguno de ellos ha podido ir a la Universidad. Alguno no pudo, incluso, estudiar en lo que llaman “secundaria”. Sin embargo, les oyes hablar, ves como se organizan, como trabajan la comunicación y parece que hayan estudiado un master en políticas o en empresariales.
La vida en la calle acelera el aprendizaje de la persona y aumenta la capacidad de “buscarse la vida”.

Juma podría llegar a ser un gran político. Se expresa con una vehemencia y una carga de argumentos, envuelto todo por una irrompible tela de esperanza, que hace empequeñecerse al que le escucha, que no tiene más remedio que decir “¿Dónde hay que firmar?”.

Peter tiene el perfil de Director General. Es organizado, práctico, con una gran capacidad de relacionarse profesionalmente. En el terreno privado es el menos afectivo de los 3, pero sin embargo es muy atento con la gente.

Joshua es el compañero perfecto, lleno de buen corazón, de saber estar y de empatía con la gente. Cuando nos movíamos entre los lugares de encuentro de los niños de la calle lo podías ver siempre hablando con uno u otro en privado, como aquel consejero que siempre deseas recibir.

Con estas tres grandes personas iba a conocer las capas más bajas de la sociedad keniana y la cruda realidad de la vida en la calle.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal