domingo 12 de abril de 2009

Full Moon Party - La madre de las fiestas (Koh Phangan)

QUÉ ES LA FULL MOON PARTY

La Full Moon Party es una fiesta que se celebra cada mes en Koh Phangan (en Hat Rin) en el día de la luna llena. Dicen que en algunas ocasiones se celebra la Full Moon Party al DIA siguiente al de la luna llena, con lo cual consiguen mantener a los turistas un día más en la isla.

Esta fiesta se ha convertido en un negocio tan exitoso que han creado también la Half Moon Party y la Black Moon Party, más tranquilas que la fiesta original.

LA LLEGADA A KOH PHANGAN PARA LA FULL MOON PARTY

Los días de Full Moon Party hay un servicio especial de transporte en barco, organizado por la compañía Lomprayah. Funciona bastante bien.

Te vienen a buscar a tu hotel en Koh Tao y te llevan en pick-up hasta el muelle. El barco sale a las 18 h. de Koh Tao y llega a Koh Phangan 2 horas después.

Al llegar a Koh Phangan unas furgonetas recogen a todos los pasajeros en el muelle de Thong Sala, frente a la pequeña isla de Koh Tae Nai y los trasladan cerca de la playa de Hat Rin, en el sureste de Koh Phangan, donde se celebra la Full Moon Party.

Al grupo que formábamos Joaquín, compañero de viaje, Toni (amigo de Joaquín de vacaciones en Tailandia) y yo se unieron una pareja de colombianos (Felipe y Paola) que viven en Londres y son encantadores.

El trayecto de Koh Tao a Koh Phangan resultó muy movido, con una mar muy picada que hacía saltar la proa del barco y golpear contra el agua repetidamente.

Mucha gente acabó vomitando y se dieron situaciones realmente cómicas entre los pasajeros.

Al subir a la furgoneta en Koh Phangan coincidimos de casualidad con dos chicas alemanas (Lea y Emilia) que Joaquín había conocido en Birmania y que tampoco querían perderse la Full Moon Party.

EL PREVIO A LA FIESTA DE LA FULL MOON PARTY

Nos fuimos a cenar todos juntos a uno de los pocos sitios que tenía luz en Hat Rin tras la avería que había provocado la lluvia torrencial que estaba cayendo.

Me comí un filete de tiburón realmente rico y celebramos que estábamos en la Full Moon Party con un chupito de tequila y cantando un corrido mejicano camino de la playa.

Thailand 564

No paraba de pasar gente por la calle, en dirección a la playa. Mucha gente iba con las caras, o incluso todo el cuerpo, pintadas con colores fluorescentes.

Estábamos todos agotados y/o mareados, pero poco a poco fuimos recuperando el ánimo.

La lluvia amainó mientras matábamos el tiempo con unas partidas de futbolín y al fin nos decidimos a entrar en LA FIESTA.

CÓMO ES LA FULL MOON PARTY

Aparecimos en la playa entre 2 plataformas llenas de gente bailando en pleno éxtasis. Al fondo había un enorme letrero iluminado donde decía “Full Moon Party 2009”.

La música sonaba a todo volumen mientras la gente bailaba, saltaba y alzaba los brazos cada vez que había un amago de lluvia.

El ambiente era formidable, con un buen rollo muy contagioso; tanto que incluso los poco amigos de la música techno como yo no parábamos de dar botes.

Thailand 593


En seguida perdimos a las 2 chicas alemanas que fueron al baño y ya no nos encontraron.

Yo acabé con la cara y el pelo pintados de verde y naranja, con una tira fluorescente y con un sombrero de lo más atractivo. Y es que la gente hablaba, se pintaba, intercambiaba cosas, … todo aún sin conocerse de nada.

Thailand 605


Hablamos con gente de muchos países. Curiosamente no nos encontramos con españoles.

La música era especialmente buena, con cada bar poniendo música diferente en cada momento, de forma que cubrían todos los gustos musicales, desde AC/DC hasta Chimo Bayo.

A medida que avanzaba la noche se podían distinguir con más facilidad los lady-boys (transexuales) que andaban por ahí al acecho de chicos con copas de más.

Thailand 579


La fiesta en la playa acabó con el amanecer, pero continuó en un enorme local que hay en la parte trasera llamado Biergarten.

Toni y yo ya no acudimos allí y fuimos a coger el taxi hacia el puerto para tomar el barco de vuelta a Koh Tao a las 8 a.m.. No venía con nosotros Joaquín, al cual perdimos, que se despistó y tuvo que pasar un día más en Koh Phangan, bien cuidado por gente que ya conocíamos.

LAS COSAS MALAS DE LA FULL MOON PARTY

Como casi siempre ocurre en cualquier evento multitudinario, en la Full Moon Party también hubo cosas malas.

La más común de todas ellas es el hurto. Los carteristas se ponen las botas en la fiesta de la Full Moon. A nuestras amigas alemanas les rajaron el bolso y les robaron dinero y los ticket de vuelta a Koh Tao, que tuvieron que volver a comprar.

Pude ver 2 peleas con bastante gente involucrada mientras el resto miraba con gran incomprensión, sin entender como puede haber gente con ganas de pegarse en una celebración con tan buen ambiente.

Por otro lado, supimos después que un descerebrado subió a lo alto del enorme letrero de “Full Moon Party” para sacarse una foto y murió al caer desde lo más alto.

También tuvo que actuar la ambulancia para llevarse gente afectada por la ingestión de drogas adulteradas.

Es un poco desagradable que todos los hombres (e incluso algunas mujeres) van a hacer sus necesidades directamente al agua de la playa. Hay que decir también que la oferta de baños es demasiado escasa para tanta gente.

CONSEJOS DE CARA A LA FULL MOON PARTY

Es mejor buscar un alojamiento en la misma isla, no muy lejano al lugar de la fiesta, tanto para tener la libertad de volver a mitad de la noche (por cansancio, borrachera excesiva, …) como para no estar obligado a coger un barco de vuelta a otro lugar si uno sigue teniendo ganas de fiesta.

No tomar drogas. No solo está penado por la ley tailandesa, sino que además la fiesta está llena de vendedores de drogas adulteradas.

El ambiente es tan bueno que uno puede pasarlo muy bien aún sin beber nada. Pero es difícil resistirse a los buckets (cubitos de playa en los cuales mezclan la bebida con hielo).

Los buckets más populares son los de Ron (Samsong, ron tailandés), coca-cola, B-52 (una especie de RedBull que es tan potente que está prohibido en Europa) y hielo.

Es mejor dosificarse si uno no quiere olvidar lo fantástica que fue la noche o tener que retirarse antes de tiempo.

Establecer lugares y horas de encuentro con los amigos. Una buena idea es escribirlas con rotulador o bolígrafo en el torso de la mano.

No llevar cámaras, móviles, etc.. Las probabilidades de perderlas son altas. También puede ocurrir que acabe uno en el agua sin recordar lo que lleva en los bolsillos.

Mi último consejo es IR A LA FULL MOON PARTY al menos una vez en la vida. Si se puede combinar con el Songkran en Koh Samui puede ser alucinante, a la par que agotador J


Etiquetas: , , , , , ,

martes 10 de marzo de 2009

Puesta al día del 10 de marzo de 2009

Hemos ido de Chiang Mai a Chiang Rai, donde pasamos la noche del 9 de marzo.

Ahora mismo estamos en Mae Sai, desde el cual podemos ver Myanmar (antiguo Birmania).

Parece ser que nuestro propio “Objetivo Birmania” se puede ir al traste, pues la información que nos han dado hasta el momento es que el visado por tierra sólo permite adentrarse unos pocos kilómetros en tierras birmanas.

Mañana lo intentaremos. Si lo conseguimos es posible que no podamos dar muchas señales de vida en unos 15 días. Si no lo conseguimos es probable que nos vayamos a otro lao (es decir, a Laos).

Etiquetas: , , , , , , ,

Verano azul en Chiang Mai. Yo y mi motocicleta,

Abandonamos Chiang Mai después de 9 días girando sin parar. 

Nunca he tenido una motocicleta y creo recodar que tan sólo había conducido vehículos a 2 ruedas a motor en 1 ocasión. 

Estos días me he sentido como Pancho de “Verano azul”, moviéndome por Chiang Mai en motocicleta todo el día, yendo a un lago a bañarnos y comer, … 



IMG_5612


Moverse por Chiang Mai en moto es relativamente fácil. Tienen una especie de M-30 madrileña que transcurre junto a un canal que rodea el downtown.

Joaquín y yo hemos pasado 9 días en esta ciudad, la segunda más importante de Tailandia, compartiendo muchos momentos con Alexis, Pedro y Josu, 3 españoles que se encuentran en Chiang Mai por diferentes motivos. 



Hemos asistido a combates de Thai Boxing, hemos visto entrenamientos, hemos cenado en sitios muy baratos, otros que no lo eran tanto pero tenían música en directo, hemos conocido un poco la noche de Chiang Mai, hemos visto templos preciosos, … 

Chiang Mai es, en este momento, aquel lugar que en un largo viaje identificas como “tu casa”.

Posiblemente será Bangkok, por su situación, quien acabe adoptando esa categoría, pero por el momento Chiang Mai ocupa para mí ese lugar que ocupó Kampala, donde llegué a vivir 16 días.

Etiquetas: , , , ,

sábado 28 de febrero de 2009

Video blog del 27-02-09, Gran Palacio de Bangkok

miércoles 25 de febrero de 2009

Hotel Sawasdee Banglumpoo Inn – Bangkok (Khao san Road)

Una habitación individual con baño, aire acondicionado y toallas cuesta 900 bahts (unos 16,3 euros)

La llegada al hotel

Llegué a este hotel la misma noche en la que iba a dormir en el hotel Sawasdee Smile Inn. Por suerte comprobé

Esto hubiera tenido difícil solución en el Este de África, sobretodo teniendo en cuenta que a quien reservé la habitación fue a un intermediario. Aclarar que comprobé que la Web de Qatar me daba un precio mejor que el de la propia Web de los hoteles Sawasdee.

Me gustó que la persona de recepción tomó el toro por los cuernos y solucionó el problema enviándome a un hotel, esta vez sí, mejor.

La habitación

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Las diferencias con los otros 2 hoteles de la cadena de hoteles Sawasdee son grandes:
- la cama es de matrimonio, con todas las sábanas y colchas necesarias
- todo está aparentemente limpio
- hay 2 botellines de agua gratuitos
- hay elementos de minibar a un precio asequible
- el aire acondicionado se puede regular y tiene incluso termostato
- la ducha está bien separada, incluso con una cortina
- hay jabón, champú e incluso un secador

Como única pega las sábanas no son todo lo blancas que uno podría esperar.

Datos de contacto

162 Khao san Road, Banglumpoo, Phranakorn, Bangkok, 10200, Thailand+66 (0) 2629 2526http://www.sawasdee-hotels.com/rsvnsb@sawasdee-hotels.com

Etiquetas: , , , , ,

Comida en Tailandia: primeras impresiones

Necesitaba comer algo ligero antes de ir a dormir, así que me dije a mí mismo: “Empecemos con la comida de los puestos callejeros”.
He comido “Fried thai pork” o, lo que es lo mismo, noodles con trozos de cerdo, brotes de soja y unas especies que le daban un toque picantito y lo hacían muy rico.
Me ha costado 60 céntimos de euro; la naranjada 40 céntimos.

Está claro que voy a disfrutar comiendo en este país. Debería apuntarme a un curso de cocina.

Etiquetas: , , , , , , ,

El viajero en Bagkok: primeras impresiones

Anoche llegué a Bangkok



Hoy me he levantado a las tantas y me he ido a hacer desayuno-comida


Etiquetas: , , , ,