sábado 26 de julio de 2008

LOS PEINADOS AFRICANOS

Iba a alabar los peinados de las mujeres (quizás incluso los hombres, aunque no se prodigan en variar lo que es un corte muy corto o directamente rapados) africanas.

Y, aunque he quedado un poco decepcionado, voy a seguir lanzando alabanzas.

Las africanas utilizan una gran variedad de peinados, de todo tipo. Pelo rasta largo, corto, pelo liso, etc..

Pero la cosa tiene truco. Por lo visto casi todas llevan extensiones. Cuando te fijas en el montón de tiendas que venden extensiones (pensaba que eran pelucas y no me encajaba) empiezas a encajar piezas.

En Uganda hay también bastantes chicas (suelen ser muy jóvenes o niñas) que llevan el pelo cortito (al estilo de los peinados que suelen llevar las esclavas en las películas).

Pregunté por curiosidad cuanto me costaría cortarme el pelo muy cortito y me dijeron que 2 €. Estoy pensando en raparme el pelo al 0. Pero como ya me han picado 4 veces los mosquitos igual es un poco arriesgado.

Depilaciones

Otro tema relacionado con el pelo es el siguiente. Me he comprado un par de libros acerca de como son los ugandeses, etc.

Ahí explica la costumbre de hombres y mujeres a depilarse íntegramente el pubis. Cuando se inicia una relación entre un ugandés y un europeo (sea hombre o mujer), surgen ciertos problemas por la sorpresa de la persona de Uganda, que en primera instancia lo considera una falta de higiene, ya que así se lo han enseñado.

Etiquetas: , ,

jueves 24 de julio de 2008

Acerca de la comida en el Este de Africa

Dieta

La comida es para mí, de momento, lo peor del Este de África.

Utilizan mucho el maíz, los huevos, la patata y el arroz.

Mi dieta se ha visto bastante alterada, tanto por la comida en sí como por mis horarios caóticos. Sobretodo aquí en Kampala, donde cerca del hotel (OK, podeis llamarlo hostal o motel) no hay ningún lugar decente para desayunar, y mientras cruzo 350 furgonetas/taxis y 568 puestos de venta ambulante siempre me entretengo con algo.
Ayer, por ejemplo, además de volver al hotel a medio camino porqué había olvidado algo, me lié con un vendedor de CD’s de música para que me hiciera una compilación especial de música ugandesa, que ya tengo en mi poder y que buscaré la forma de hacérosla llegar.
Además, estos días estoy trabajando desde un cibercafé.

Total que hay días que hago desayuno-comida y otros días hago comida-cena.

Ayer hice desayuno-comida con un pupurri que contenía judías negras, arroz, spaggethis, muslo de pollo, patata cocida y un puré que no sé de que era.
Para cenar fui a un típico restaurante ugandés ll amado ”Canaan Restaurant”. Aprovecho este momento para hablaros de los diferentes tipos de restaurantes que hay en Kenia o Uganda.

Restaurantes

Por un lado están los mejores restaurantes (dejando a un lado los de hoteles de llujo) con comida internacional, en los que comes por 8-18 €. Tienen una carta bastante completa, el servicio es muy bueno y la comida suele estar bastante bien.

Por otro lado están los sitios de comida rápida, bien sean de comida internacional o comida local (estos serían como los restaurantes de menú en España). Tienen una carta bastante limitada, son rápidos y comes por 1,5 – 5 €.

Por último están los que se supone están en medio, que tienen comida propia del país y una carta extensa. La realidad con este tipo de restaurantes (me ocurrió en el Canaan Restaurant y también en otro restaurante en Kampala Road) es que habitualmente no tienen la mitad de los platos indicados en la carta. Son lentos, pero siguen siendo muy baratos (2,5 – 7 €).
Ayer cené por unos 3 €.

El martes, tras estar 8 h. delante del ordenador decidí darme un pequeño homenaje y fui al restaurante chino del Hotel Fang Fang, que está junto al cibercafé al que voy (WebCity, es el único que he encontrado en el que puedes conectar tu propio portátil).
Tiene una bonita terraza y un pianista amenizando la noche.
De primero comí “vegetables satai”. Lo pedí medio picante, pero trozos de cayena eran como uñas de dedo meñique. Lara, el plato tenía mucho cilantro. Si no fuera por que estaba demasiado picante, el plato era excelente.
Ahí me di cuenta de que me sudaba la coronilla, y la verdad es que me ha ocurrido más veces. No sé si será más bien que tengo fugas en la poca masa cerebra que me queda.
De segundo comí “Whole Sweet & Sour fish”. Realmente era un pescado entero, abierto y cortado en dados, pero esos dados siguen unidos al cuerpo del pescado. Muy original y muy rico.
Esta cena me hizo saltar la banca, fueron 18,3 €.

El sábado estuve cenando con unos americanos en el restaurante indio “Handii”. Excelente el “Cheese Masala” que pedí.
La cena nos salió finalmente por 10 € por cabeza. Digo finalmente porqué, ante mi sorpresa vi como todo el mundo empezaba a mirar cuanto costaban exactamente los platos que habían solicitado.
Finalmente se impuso la cordura y todo el mundo pagó lo mismo.

Platos típicos y costumbres

Si pedís huevos fritos sabed que no tendréis donde mojar el pan. Los cocinan mucho.

En Uganda tienen un desayuno bien curioso que probé en el hotel en el que estoy. Se llama “Katogo” y es un cocido de patata, banana y un poquito de carne. Suelen acompañar ese desayuno con té negro, lo cual es un gran error, ya que un buen porrón de vino acompañaría mucho más.

En los puestos de la calle venden pinchos de ternera, maíz a la brasa y todo tipo de frutas.

A la tortilla a la francesa le llaman “spanish omelette”. Y es que siempre andamos intercambiando todo tipo de expresiones con los franceses (no las voy a reproducir aquí).

El zumo de mango es el más habitual y está bastante rico.

Algo que puede acompañar, en lugar de arroz es el chapati, del cual ya he hablado antes.

Y por último decir que la comida que más extraña he encontrado es cabra. No son países de una gran riqueza gastronómica.

Ah !! Dos cosas relacionadas con la comida.
He visto en Kampala tanto carteles de “Gana peso sin esfuerzo” como de “Pierde peso”.
Y por último, me gusta la costumbre que tienen en algunos restaurantes de traerte una vasija y tirar agua, con una jarra, sobre tus manos para que te las puedas lavar.

Etiquetas: , , , , ,

lunes 21 de julio de 2008

Lunes 14-07-08 – Me gusta Nairobi

Todo está conectado

O ireis dando cuenta de cuan conectadas están personas y hechos que van ocurriendo.

Por ejemplo, mi tarifa de móvil de Safaricom se llama “JAMBO” 

Iba caminando hacia el Youth Hostel y pedí ayuda a un chico (Emmanuel Kiptoo) para guiarme. Tras darme las indicaciones me dijo que podría ir a ver “sus niños”. Se trata de huérfanos. Le expliqué que precisamente estaba interesado en visitar proyectos humanitarios y sociales.
Finalmente decidí ese mismo día a ir a visitar su proyecto al día siguiente. Me propuso recogerme en el centro de Nairobi y llevarme en su coche, pero como ya agoté mi cupo de cosas que no debes hacer, pensé que era un poco temerario sin conocer de nada a este chico.
Finalmente no pude ir, pues la ciudad donde tiene el orfanato está muy lejos de Nairobi, pero me dio los datos de contacto para visitar otra organización en Eldoret, camino de Uganda.


Youth Hostel en Nairobi

El Youth Hostel, es, según un americano que visita Kenia cada año, el mejor sitio asequible en el que dormir en Nairobi.
La habitación non self-contained (sin baño en la habitación) cuesta sólo 920 KSh (unos 9 €) y el baño común tiene agua caliente, a diferencia de algunas habitaciones self-contained.
El desayuno es correcto, por 3 € y la cena sale por unos 4 €.
Conocí un francés que estaba de viaje por 3 meses, pero en general la mayoría de clientes son profesores de universidad kenianos.
Tiene una piscina fantástica, pero el tiempo en Nairobi no ha acompañado.


Gente y más gente

Hay algo que diferencia mucho el Este de África y Europa. Aquí hay mucha gente caminando o haciendo cualquier otra cosa en la calle. Creo que hay varios motivos para que eso sea así:
• El clima es muy agradable
• Muchos de ellos no disponen de las herramientas de entretenimiento que tenemos nosotros en casa
• El espíritu de la gente es diferente, no están tan cerrados en si mismos como nosotros.

La gente aquí te habla, te saluda, y no sólo los que quieren venderte algo.

Curiosamente, los blancos, cuando nos cruzamos por la calle en África, nos saludamos,cosa que no haríamos en nuestro país.
Me recuerda al hecho de que los negros se llaman entre ellos “hermanos”.
De todas formas, también hay que tener en cuenta que tenemos algo en común, y es que la mayoría somos, de alguna forma, turistas y siempre es útil recibir consejos de gente que viene de culturas similares a la tuya y enriquecerse de las experiencias que esas personas hayan vivido en otros países.
Si encuentras algún europeo o americano caminando por la calle en una ciudad nada turística como Nairobi, puedes estar seguro que se trata de alguien que ha viajado bastante y disfruta conociendo otras culturas.

Nairobi es una ciudad de paso con una fama terriblemente negativa en cuanto a seguridad.
La verdad es que yo no me he sentido inseguro en ningún momento, pero tengo que reconocer que con cuanta más gente que vive en Nairobi hablas, más miedo te meten en el cuerpo.
De hecho, siempre he caminado por Nairobi bastante rápido. Es una forma de ser menos vulnerable y de estar más en tensión. Aunque creo que algo tiene que ver también lo rápido que camina la gente en Nairobi.

Tanto en Nairobi como, sobretodo, en Kampala, el número de obstáculos en la calle a la hora de caminar y el respeto por los semáforos o los casi inexistentes pasos de cebra es mínimo. Pero lo increíble es que todo fluye de forma continua sin ningún problema, personas, motos, coches, camiones, matatus (furgonetas que hacen las veces de buses metropolitanos), ...

Bueno, algunos problemas de atropellos creo que sí que los hay. De hecho, se quejaban en una revista (Kenya Weekly) de la mala costumbre de los habitantes de Nairobi de caminar por la calle en lugar de por la acera.
Os aseguro que uno no sólo se acostumbra sinó que además se engancha a esto de caminar y cruzar por cualquier lugar.

Ese día estuve caminando horas y horas por Nairobi y sólo me encontré un blanco y me di cuenta entonces de que los dos íbamos a toda leche caminando por la calle como poseidos.
Estuve a lo largo Tom Mboya Street. Es una calle no asfaltada, llena de tiendas y lugar de partida de muchos matatus. Pero sobretodo es una calle con mucha gente. Miles de personas caminando por esa calle. Los comercios que hay en esa calle y el hecho de que no esté asfaltada le dan un encanto especial.
Tom Mboya fue un héroe en el proceso de independencia de Kenia.

El gran chollo que encontré ese día fue 12 fotos de carné a 1,5 €, pero ya habían cerrado.


Curiosidades

Una cosa que me sorprendió mucho de Nairobi es el nº de milanos (rapaces) que sobrevuelan la ciudad. Según me comenta Topo es debido a la gran cantidad de basura que acumula la ciudad.

Los primeros días estaba como falto de fuerzas, pero decidía ese día ingerir hidratos de carbono en la famosa Trattoria. Por la tarde estuve en un bonito bar-restaurante. Se llama Kelbenes y es un lugar ideal para ir a ver partidos de fútbol internacional o quizás los juegos olímpicos.

También pasé por más de un cibercafé, desesperándome por la bajísima velocidad de conexión y descubrí que los martes es el día del espectador en los cines.

No os podéis ni imaginar la fiebre por los móviles que hay en Kenia. Me recuerda a la que hubo en España hace unos años. Hay cientos de tiendas de móviles en Nairobi y miles de lugares en los que comprar tarjetas para aumentar el saldo del móvil.

Etiquetas: , , , , ,