martes 12 de agosto de 2008

Por fin es lunes ... Adios Kampala

Creí que nunca iba a decir "Por fín es lunes", pero sí. Se acabó la semana "maldita". Creo que algún gorila me echó un mal de ojo, pues no creo haber pisado ningua mierda (perdón por la expresión), ya que me habría dado cuenta seguro.


El portátil es ciego

En el trayecto desde Buhoma (puerta de entrada a Bwindi) a la vecina Butogota (lugar en el que tomábamos el bus hacia Kampala) la pantalla del portátil se reventó por dentro.
El portátil iba en su fundita de neopreno, dentro de la mochila, en el maletero. Los baches fueron más fuertes que todo eso.

El principal inconveniente es que no puedo redactar los artículos desde la habitación, con lo que me temo que la frecuencia de mis narraciones se va a ver afectada. UNa lástima, porqué tengo mucho que contar.


No siempre es mejor montártelo por tu cuenta

Para visitar el Parque Nacional de Murchison Falls sólo hay una opción barata: Red Chilli Hideaway.
Por culpa de mi obsesión no premeditada de buscarlo todo a última hora, me resultó imposible conseguir una cama en su Camp Site. Además, Red Chilli organiza tours desde Kampala.

Pero como creo que uno se lo puede montar todo por su cuenta, reservé habitación en un lodge con un precio decente (24 euros la noche), con ba
ño compartido con otra habitación.
Me cogí un bus hasta la "cercana" al Parque Masindi

Desde all
í empecé una rebuscada ruta que, según la Lonely Planet llevaba a otro logde no muy lejano.

La inici
é en un taxi (matatu). 25 personas en un vehículo habilitado para 15 es lo que yo llamo optimizar el espacio. Con una niña sentada sobre mí, un niño de pie y 3 hombres con el culo contra la ventanilla y el cuerpo flotando por encima de otras cabezas, el conductor conducía como podía, secándose la cabeza de sudor continuamente y haciéndome pensar que no estaba en condiciones para conducir y lo que pasaría conmigo s la furgoneta volcaba hacia la derecha.

Pero no, la furgoneta decidió caer un poco hacia la izquierda cuando se le salió una rueda !!! Sí, no pinchó, eso es de pijos. Literalmente se le salió una rueda.

Ahí estábamos, en medio de la nada, con unos monos que hacían el amago de acercarse en busca de comida.

Hablando con el resto de pasajeros descubro que el taxi no llega hasta la ciudad a la que yo quería llegar, así que cambio de opinión y decido volver hacia Masindi para tomar otra ruta más cara pero con más probabilidades de llegar a una hora decente.

Y entonces ocurrió un milagro. Paré a un motorista y me llevó con él GRATIS. No quería dinero. Trabaja para la ruz Roja en Masindi.

Una vez allí negocié con un taxista para un "special hire" bajando desde 68 a 38 euros. Y es que estamos hablando de más de 70 Km. Ya contaba con que eso podía pasar.

Ingrato recuerdo de Sanbiya River Lodge

Llegamos ya de noche al lodge. La primera en la frente. Un huésped se fué con la llave de mi habitación, pero me ofrecía una banda (caba
ñita) doble, pero con el baño en el exterior. Acepté sin problemas.

Pedí unas chanclas ( hasta en el peor hotel de Uganda tienes unas chanclas para ducharte). Me dijeron que me las traían. Media hora después ni siquiera hab
ían venido a decirme que no iban a conseguirlas. Lo dí por imposible y me fuí al baño con un par de bolsas de plástico para no apoyar los pies sobre el suelo.

Cuando ya me disponía a secarme resbalé y ca
í con todas mis fuerzas contra el suelo. Pero mi codo derecho decidió caer sobre un pequeño escalón. Hasta que no fuí a lavarme los dientes no me dí cuenta de que salía sangre de él.

Contacté con la asguradora y cuando por fín localizaron mi contrato ya era demasiado tarde y cerraban las puertas del Parque toda la noche, por lo que no podía llegar a ningún centro médico. El corte era corto, pero profundo. Era feo, muy feo; como diría David, "más feo que pegarle a un padre".

Mi kit de primeros auxilios estaba en Kampala, pues había viajado con una peque
ña mochila. Allí tenían lo justo, pero intenté mantener la herida cerrada según indicaciones de un médico español por teléfono.

A partir del día siguiente empezaron a tratármelo en centros médicos y la evolución es buena.

Por fin he tenido que "hacer dedo"

Al día siguiente llegó la segunda odisea. Resulta que el punto de partida del barco que va a las cataratas de Murhison Falls está a 30 Km. del Smabiya River Lodge donde yo estaba.
Por suerte conseguí que me llevaran dos alemanes con el transporte que tenían contratado (una furgoneta para ellos solos, con sonductor y guía).

Ya en el barco concidí con una colombiana (Verónica) que estaba en una ONG en el norte de Uganda) y on 19 espa
ñoles que estaban viajando con Kananga.
Los espa
ñoles hicieron algo que me habría encantado poder hacer, pero no tenía los medios y además debía ir lo antes posible a un centro médico. Subieron caminando a ver las cataratas desde lo alto.
El barco no se acerca tanto como nos gustaría a las cataratas, pero os aseguro que lo que se ve es algo E-S-P-E-C-T-A-C-U-L-A-R. En un ancho de 6 metros pasa todo el Nilo (técnicamente pasa una de sus 2 ramas). Es una demostración de fuerza de la naturaleza difícil de igualar cuando hablamos del elemento "agua".

Por el camino vimos cocodrilos del Nilo, Hipopótamos y búfalos. Todos muy tranquilos.

Al volver a tierra se acabaron los milagros. No tenía transporte para volver a Masindi y no pasaba ningún vehículo en aquella dirección. Finalmente conseguí que me llevara un empleado del Red Chilli que se dirigía a Kampala, a cambio de pagar la gasolina (8 euros).


Siempre se aprende algo

He aprendido algunas cosas "gracias" a la "semana maldita".

1 - Nunca jamás dejes en el maletero cámaras, portátiles, etc.

2 - Escrúpulos los m
ínimos. Ni se te ocurra ducharte con bolsas de plástico en los pies.

3 - Si vas a un Parque Natural, asegúrate muy bien de las comunicaciones que hay.

4 - No siempre es mejor ir por tu cuenta, antes de decidirlo, utiliza el consejo 3.

5 - Si vas a un Parque Nacional piensa bien que cosas no vas a llevarte (hanclas, kit de primeros auxilios, ...). Puede ser que las necesites y no tengas donde obtenerlas.


Etiquetas: , , , ,

lunes 4 de agosto de 2008

POR FIN: LOS GORILAS DE BWINDI

Como muchos de vosotros estais esperando mi narración acerca de los gorilas, no lo voy a demorar más. Además, por razones técnicas estoy subiendo antes las fotos que los textos y sé que eso hace complicado entender las imágenes que estais viendo.


Mis grupos: los bazungu y los Habinyanja

Dicen que ver a los gorilas en su habitat natural es una de las grandes experiencias en el planeta Tierra.
Según Dani, guía barcelonés de Kananga especialista en África, que encontré en la oficina central de la UWA (Ugandan Wildlife Authority) en Kampala, se trata de uno de los 3 grandes encuentros con animales en este continente. Los otros dos son el encuentro con los Big Five (León, rinoceronte, hipopótamo, búfalo y cocodrilo) y el encuentro con el tiburón blanco en Suráfrica.

Hay poco más de 100 gorilas en el mundo, por lo que, como mínimo, se trata de una experiencia difícil de vivir. Los países que pueden ofrecer esta experiencia lo saben y lo están explotando. El permiso para hacer la excursión a ver los gorilas cuesta 500 US$ (dólares americanos) y tan sólo pueden visitar 8 personas al día cada grupo de gorilas.

Los bazungu (plural de Mzungu) que me iban a acompañar en esta experiencia eran los siguientes:
- Del (habla un perfecto español) y Jo de Londres
- Anthony (biólogo australiano)
- Sam y Sara, newzelandeses muy majos
- Lauren y Kristen (ves, Kirsten como sí que existe el nombre "Kristen"?), profesoras americanas y voluntarias en una ONG

IMG_1142

El lugar en el que nos encontrábamos para ver a los gorilas se llama Bosque Impenetrable de Bwindi. Se encuentra en la región suoroeste de Uganda, dentro del distrito del cual Kabale es la capital.
El bosque de Bwindi es de los pocos bosques en el mundo que sobrevivió a la última glaciación y alberga unas cuantas especies endémicas.

El grupo de gorilas al que íbamos a visitar se llama Habinyanja. Integran el grupo de 26 miembros dos "Silverback" (se les llama así por el pelaje grisáceo que tienen en la parte baja de la espalada, que parece ser un símbolo de masculinidad para las hembras); uno es el macho dominante y otro el macho sumiso. También integran el grupo 3 bebés.

En los gorilas, tan solo el macho dominante puede fecundar las hembras. En ocasiones la disputa entre 2 machos es tan igualada que el grupo se separa en dos.

Una curiosidad de los gorilas respecto a los chimpancés es el tamaño de los testiculos, relativamente bastante mayor en los últimos.
Esto es así porque los chimpacés se aparean libremente y además las diferencias en tamaño entre unos y otros no llegan a ser muy grandes. Por ello, el tamaño de los testículos es importante a la hora de atraer a las hembras.
En los gorilas, en cambio, sólo el macho dominante tiene el derecho de aparearse con las hembras y su fuerza física le basta para mostrar su poder y no necesita seducir a las hembras.


La llegada al bosque

Nos esperábamos empezara caminar desde el Meeting Point de Buhoma (pueblo principal en Bwindi), pero nos llevaron en pick-ups a la zona en la que los rangers (guardas forestales) los habían localizado esa mañana.

Fuimos un grupo privilegiado. Tras media hora en coche y 10 minutos caminando ya los teníamos delante de nosotros.

IMG_1149

Antes de eso, pudimos observar sus enormes heces que expulsan casi sin moverse del lugar sobre el que duermen, bastante cómodo, por cierto. Duermen al descubierto acomodando las plantas para darle al lugar una forma de nido muy abierto.

IMG_1145

El primer encuentro: la agilidad

El día estaba nublado, con la eterna neblina dando un aire muy auténtico, pero ocultando todo aquello que se encontrara a más de 100 metros de distancia.
La luz, por tanto, no era mucha y las fotografías con mucho zoom se antojaban bastante complicadas. Otra desventaja era no poder apreciar con claridad su pelaje. La única ventaja era no tener sombras molestas que pudieran crear contrastes de luz demasiado fuertes.

No se permiten fotografías con flash, ni estar a menos de 7 metros de ellos, ni hablar en voz alta.

El primer encuentro fué con una madre y su bebé, en lo alto de un árbol. Como alguien ha comentado ya, es una sorpresa encontrarse tremendos corpachones en lo alto de un árbol.
Estaban a unos 5 metros y se ocultaron por la otra cara del árbol poco tiempo después de descubrirlos.

IMG_1158

Te ofrecen un porteador que te lleve la mochila para que vayas más cómodo. Por suerte no lo contraté. Lo que sí que hubiera contratado es un cámara que hiciera las fotos y grabara los vídeos por mí.
Y es que la hora que dispones para verlos se te queda muy corta, sobretodo en cuanto te pones a intentar coger las mejores fotos posibles y los vídeos más sorprendentes.

Conseguí grabar muy buenas escenas con la cámara de vídeo, pero me temo que tardaré un tiempo en poder colgar los vídeos.

Los adultos son muy tranquilotes y todo coge un cierto aire de zoo excepto en 2 momentos:
- cuando se mueven para cambiar de lugar
- cuando puedes apreciar con claridad su mirada, tan humana, con esos ojos que se presentan minúsculos incrustados en semejante cuerpo, siendo consciente que no hay barrotes entre tú y ellos.

Los ojos de los bebés, en cambio, son como aquellos que han tenido los peluches toda la vida, rendondos, reflejando la luz que les llega.


El segundo encuentro: la familia

Se encontraban a unos 9 metros de distancia, en una zona muy abierta y ofrecían una entrañable estampa familiar. El macho dominante limpiaba de parásitos (creo que se los comía) a la hembra con gran delicadeza, mientras el bebé jugueteaba por encima de ellos.

IMG_1206

Como es normal, teniendo visitas casi diarias, están acostumbrados a la presencia humana y nos ignoran, dedicándonos tan sólo alguna furtiva mirada.

Que se acerquen si los miras fíjamente es tan sólo un mito que se convierte en realidad excepcionalmente con los bebés, que quieren jugar y quizás se acercan a tocar algún humano para volver hacia atrás con la misma velocidad con la que llegan. Hace pocos días un chico tuvo el privilegio de ser el objeto de los juegos de un bebé.
En ese caso recomiendan dejarse tocar pero no tocar al bebé, pues el padre no es capaz de interpretar si nuestras intenciones son buenas.
Si un gorila realiza lo que denominan una "carga" (un avance en dirección hacia nosotros) recomiendan agacharse en posición sumisa y no moverse. Como ocurre con los leones, salir corriendo no es la mejor solución.

El bebé poco a poco se fué soltando y empezó a comportarse como lo hacen muchos niños cuando van familiares de visita a su casa y quieren llamar la atención.
Nos deleitó con acrobacias, demostraciones de fuerza y una muy graciosa escena cuando empezó a golpearse el pecho como hemos visto en tantas películas.
El bebé nos proporcionó la posibilidad de disfrutar de esa actividad que los adultos nos negaban.

IMG_1172

Los padres estaban a lo suyo, hasta que el gran silverback se irgió, manteniéndose sentado, y al cabo de un par de minutos decidió moverse.
La madre y el pequeño se quedaron un rato mirando en la dirección que el padre había tomado y, al ver que éste no volvía, le siguieron tranquilamente.

IMG_1161

El tercer encuentro: María

Unos minutos antes de que desapareciera la escena familiar apareció a nuestra derecha una hembra llamada María, que se sentó mirando hacia donde nosotros estábamos y empezó a devorar ramas de una planta cuyo nombre no recuerdo y que es la base de su alimentación.

IMG_1196

Pudimos estar a unos 7 metros de ella observándola con toda claridad.

IMG_1197

Finalmente se fué y nos quedaban tan sólo 10 minutos para disfrutar de la experiencia


El cuarto encuentro: el stress del sprint final

Avanzando unos pocos metros se presentaban ante nosotros bastantes gorilas, todos muy escondidos.
La misma madre y el mismo bebé del primer encuentro estaban ahora enganchados a un árbol diferente y a unos 3 metros a nuestra derecha teníamos un gorila bastante escondido, comiendo.

No sabíamos donde centrar nuestra atención en los pocos minutos que nos quedaban y finalmente llegó el triste momento de marcharnos, con la sensación de que podríamos habernos quedado allí horas y horas.


La experiencia

Doy la razón a Dani, respecto a la apabullante belleza del bosque de Bwindi.
La densidad de la vegetación atestigua su origen milenario. Los guías tenían que abrirnos camino a golpe de machetes.
Una vez en la hondonada, en la que se encontraban los gorilas, en ningún momento pisabas tierra, siempre te mantenías de pie sobre varias capas de diferentes plantas.
Aún habiendo recorrido sólo 50 metros de este bosque sirvió para hacerse una idea de cuan virgen es y poder mantener en la retina una bonita estampa con la neblina llenándolo todo.
Aún tratándose en aquel caso de Ruanda, uno puede entender fácilmente el porqué del título "Gorilas en la niebla".

IMG_1150

El porqué de la casi eterna neblina cabe buscarlo en la densa vegetación, cargada de agua, la acción directa del sol sobre el ecuador (necesito una aclaración para esto) y la altura de las montañas, que provoca la condensación del vapor antes de que éste alcance capas superiores de la atmósfera.


Los gorilas: semi-dioses

La única pega de nuestro "demasiado fácil" encuentro con los gorilas fué el no poder apreciar con más tiempo la espectacularidad del bosque de Bwindi.
Sin embargo, los otros 2 grupos, que tuvieron que caminar bastante rato, no observaron otros animales que no fueran insectos o pájaros, por lo que parece que tampoco nos perdimos tanto.

Es como si los gorilas fueran los amos y dueños del bosque y no admitieran más mamíferos que ellos, aceptando las breves visitas de los humanos.
En cierto modo es así; los gorilas de Bwindi han alcanzado la categoría de semi-dioses. No en vano han permitido dotar a la zona de recursos impensables hace unos años.
Además de los ingresos que generan los turistas en concepto de alojamiento, comida o compras, parte de los ingresos recaudados por la entidad gubernamental UWA son destinados al desarrollo de servicios primarios para la población de la zona y a la implantación de proyectos de desarrollo.

Los gorilas tienen sus pequeños templos de adoración en las numerosas tiendas de arte (no quiero rebajarlas al título de tiendas de souvenirs) en las que copan paredes y estantes con máscaras y figuras talladas por artistas locales.

Los bazungus acudimos como fieles devotos para presentar nuestras ofrendas, en forma de compras, tras tan majestuosa aparición en el bosque.


Oh, no ! Las máscaras !

Y ahí estaban ellas, las máscaras, mi talón de Aquiles, la suave música que me embriaga y me lanza sus tentáculos para exprimirme hasta que mi bolsillo dice basta. Son ese elemento decorativo que me atrae como una cancha de baloncesto y me engancha como una tarde frente al ordenador.

Tienen algo de humano que les da vida, que no me permite considerarlas meros objetos, sino que las eleva a la categoría de los bonsais, elementos que respiran, cambian de aspecto y tienen alma.

No conseguí bajar tanto como quería elprecio de una máscara de más de medio metro.
Quizás me alegraré, pues creo que África presentará nuevas oportunidades de adquirir espectaculares máscaras.

No obstante me voy con 2 preciosas máscaras y algún gorila en miniatura.


Las aldeas y los niños

Gracias a lo breve de la caminata por el bosque udimos disfrutar, sin embargo, de la visita a una aldea en pleno parque.

Allí nos deleitó un grupo de huérfanos con cánticos y bailes a los cuales nos sumamos, para acabar comprando alguna pieza (en mi caso una máscara y un gorila pequeñito, tallados ambos en madera, por 6 euros en total) para apoyar la causa.



Siempre recordaré el nombre del niño que talló la máscara: Alex.



El 35 aniversario de boda de mis padres. Felicidades !!!

Casualmente el mismo día que visitaba los gorilas era el 35 aniversario de boda de mis padres. Les dedico esa experiencia y esta foto, que aunque no ha quedado todo lo bien que quería creo que es una original felicitación.

IMG_1193

Etiquetas: , , , , , , , , ,

lunes 28 de julio de 2008

Breve noticia: el 2 de agosto estoy con los gorilas

Por fin he conseguido el permiso para visitar los gorilas en Bwindi (el Bosque Impenetrable). Será el 2 de agosto, el próximo sabado, mientras estais todos en la playita.

Sólo me falta conseguir llegar hasta allí y encontrar donde dormir.

Si ese día estoy enfermo no puedo visitar a los gorilas por peligro de contagio. En ese caso me devuelven el 50% de los 500 dólares. Tengo derecho a esa misma devolución si no vemos los gorilas (cosa improbable).

Etiquetas: , ,

sábado 26 de julio de 2008

LOS PEINADOS AFRICANOS

Iba a alabar los peinados de las mujeres (quizás incluso los hombres, aunque no se prodigan en variar lo que es un corte muy corto o directamente rapados) africanas.

Y, aunque he quedado un poco decepcionado, voy a seguir lanzando alabanzas.

Las africanas utilizan una gran variedad de peinados, de todo tipo. Pelo rasta largo, corto, pelo liso, etc..

Pero la cosa tiene truco. Por lo visto casi todas llevan extensiones. Cuando te fijas en el montón de tiendas que venden extensiones (pensaba que eran pelucas y no me encajaba) empiezas a encajar piezas.

En Uganda hay también bastantes chicas (suelen ser muy jóvenes o niñas) que llevan el pelo cortito (al estilo de los peinados que suelen llevar las esclavas en las películas).

Pregunté por curiosidad cuanto me costaría cortarme el pelo muy cortito y me dijeron que 2 €. Estoy pensando en raparme el pelo al 0. Pero como ya me han picado 4 veces los mosquitos igual es un poco arriesgado.

Depilaciones

Otro tema relacionado con el pelo es el siguiente. Me he comprado un par de libros acerca de como son los ugandeses, etc.

Ahí explica la costumbre de hombres y mujeres a depilarse íntegramente el pubis. Cuando se inicia una relación entre un ugandés y un europeo (sea hombre o mujer), surgen ciertos problemas por la sorpresa de la persona de Uganda, que en primera instancia lo considera una falta de higiene, ya que así se lo han enseñado.

Etiquetas: , ,

CONCIERTO DE AFRIGO BAND EN EL CLUB OBLIGATTO

Afrigo Band es el grupo más conocido de Uganda, aunque ya empiezan a ser piezas de museo.

El club

Ante las dificultades de conseguir teléfonos correctos y la ausencia general de información en Internet, me dirigí al Club Obligatto combinando taxi y bodaboda.

El garito es al aire libre, con una amplia pista de baile, pero demasiado oscuro. Tienes que andar mirando donde pisas. Les iría bien que pasara por ahí un interiorista o mejor un exteriorista.

Llegué 1 hora antes del inicio del show. En una pantalla gigante mostraban videoclips de UB40 y, como ocurre siempre, había una televisión encendida en la barra principal.

Poco a poco se fue llenando el local y la cosa no prometía mucho. Gente de …. bueno, igual tenían mi edad, pero como a mí todo el mundo me pone 24-26 años y aquí la gente con 35 están gorditos y tienen 4 hijos y el mayor tiene 15 ….. Pues eso, gente de 30 y pico y 40 y pico.

El concierto y el baile

Empezaron muy flojos y ya me veía abandonando el local en seguida. El cantante tiene una variedad de registros de voz brutal y se lanza incluso con algunas frases de scat (imitar instrumentos con la voz).

Poco a poco la cosa se fue animando.
La gente no aplaudía nada en las primeras canciones y poco en el resto.
Si les gustaba una canción, salían en masa a la pista. A diferencia de España, no esperaban en la pista a ver si les gustaba la siguiente canción, sino que se iban a sentar al acabar la canción. Quizás no estaban muy en forma.

Bailar la música de Uganda es muy, muy fácil, me recuerda a la forma de bailar sueltos en los pueblos las canciones pachangueras. Pones a la gente de mi comarca (Alta Ribagorça) ahí y se salen.
Y a la que uno empieza a moverse un poco corre el riesgo de que las solteronas se lancen a sus pies como leonas.

La importancia de tener un gran culo

El grupo cuenta con 3 bailarinas. En un momento de la actuación es el momento en el que las bailarinas realizan su “solo”.
Una es delgadita, pura fibra, baila muy bien e incluso realiza coros en alguna canción. Sin embargo, tiene un culo pequeño.
Las otras 2 andan un poco sobradas de peso y, consecuentemente tienen un gran culo.

El “solo” consiste en bailar moviendo el culo, de forma parecida a como lo hacen en el caribe o en brasil. Hay algunos hombres (incluso una chica, también con gran culo y de aspecto parecido a la chica venezolana con la que estuvo Jesús) que dan dinero a las bailarinas tras o durante su solo.
La chica delgadita recibió mucho menos dinero. Y es que hay momentos en la vida en los que tener un gran culo es importante.

Etiquetas: , , , , , ,

jueves 24 de julio de 2008

Acerca de la comida en el Este de Africa

Dieta

La comida es para mí, de momento, lo peor del Este de África.

Utilizan mucho el maíz, los huevos, la patata y el arroz.

Mi dieta se ha visto bastante alterada, tanto por la comida en sí como por mis horarios caóticos. Sobretodo aquí en Kampala, donde cerca del hotel (OK, podeis llamarlo hostal o motel) no hay ningún lugar decente para desayunar, y mientras cruzo 350 furgonetas/taxis y 568 puestos de venta ambulante siempre me entretengo con algo.
Ayer, por ejemplo, además de volver al hotel a medio camino porqué había olvidado algo, me lié con un vendedor de CD’s de música para que me hiciera una compilación especial de música ugandesa, que ya tengo en mi poder y que buscaré la forma de hacérosla llegar.
Además, estos días estoy trabajando desde un cibercafé.

Total que hay días que hago desayuno-comida y otros días hago comida-cena.

Ayer hice desayuno-comida con un pupurri que contenía judías negras, arroz, spaggethis, muslo de pollo, patata cocida y un puré que no sé de que era.
Para cenar fui a un típico restaurante ugandés ll amado ”Canaan Restaurant”. Aprovecho este momento para hablaros de los diferentes tipos de restaurantes que hay en Kenia o Uganda.

Restaurantes

Por un lado están los mejores restaurantes (dejando a un lado los de hoteles de llujo) con comida internacional, en los que comes por 8-18 €. Tienen una carta bastante completa, el servicio es muy bueno y la comida suele estar bastante bien.

Por otro lado están los sitios de comida rápida, bien sean de comida internacional o comida local (estos serían como los restaurantes de menú en España). Tienen una carta bastante limitada, son rápidos y comes por 1,5 – 5 €.

Por último están los que se supone están en medio, que tienen comida propia del país y una carta extensa. La realidad con este tipo de restaurantes (me ocurrió en el Canaan Restaurant y también en otro restaurante en Kampala Road) es que habitualmente no tienen la mitad de los platos indicados en la carta. Son lentos, pero siguen siendo muy baratos (2,5 – 7 €).
Ayer cené por unos 3 €.

El martes, tras estar 8 h. delante del ordenador decidí darme un pequeño homenaje y fui al restaurante chino del Hotel Fang Fang, que está junto al cibercafé al que voy (WebCity, es el único que he encontrado en el que puedes conectar tu propio portátil).
Tiene una bonita terraza y un pianista amenizando la noche.
De primero comí “vegetables satai”. Lo pedí medio picante, pero trozos de cayena eran como uñas de dedo meñique. Lara, el plato tenía mucho cilantro. Si no fuera por que estaba demasiado picante, el plato era excelente.
Ahí me di cuenta de que me sudaba la coronilla, y la verdad es que me ha ocurrido más veces. No sé si será más bien que tengo fugas en la poca masa cerebra que me queda.
De segundo comí “Whole Sweet & Sour fish”. Realmente era un pescado entero, abierto y cortado en dados, pero esos dados siguen unidos al cuerpo del pescado. Muy original y muy rico.
Esta cena me hizo saltar la banca, fueron 18,3 €.

El sábado estuve cenando con unos americanos en el restaurante indio “Handii”. Excelente el “Cheese Masala” que pedí.
La cena nos salió finalmente por 10 € por cabeza. Digo finalmente porqué, ante mi sorpresa vi como todo el mundo empezaba a mirar cuanto costaban exactamente los platos que habían solicitado.
Finalmente se impuso la cordura y todo el mundo pagó lo mismo.

Platos típicos y costumbres

Si pedís huevos fritos sabed que no tendréis donde mojar el pan. Los cocinan mucho.

En Uganda tienen un desayuno bien curioso que probé en el hotel en el que estoy. Se llama “Katogo” y es un cocido de patata, banana y un poquito de carne. Suelen acompañar ese desayuno con té negro, lo cual es un gran error, ya que un buen porrón de vino acompañaría mucho más.

En los puestos de la calle venden pinchos de ternera, maíz a la brasa y todo tipo de frutas.

A la tortilla a la francesa le llaman “spanish omelette”. Y es que siempre andamos intercambiando todo tipo de expresiones con los franceses (no las voy a reproducir aquí).

El zumo de mango es el más habitual y está bastante rico.

Algo que puede acompañar, en lugar de arroz es el chapati, del cual ya he hablado antes.

Y por último decir que la comida que más extraña he encontrado es cabra. No son países de una gran riqueza gastronómica.

Ah !! Dos cosas relacionadas con la comida.
He visto en Kampala tanto carteles de “Gana peso sin esfuerzo” como de “Pierde peso”.
Y por último, me gusta la costumbre que tienen en algunos restaurantes de traerte una vasija y tirar agua, con una jarra, sobre tus manos para que te las puedas lavar.

Etiquetas: , , , , ,

martes 22 de julio de 2008

Noticias en el Diario Daily Monitor - Uganda - 22-07-08

Foro de CEO’s en Uganda

Se acaba de celebrar un Foro de CEO´s de East Africa (Kenia, Tanzania, Uganda, Rwanda, Burundi) en Kampala.

Tienen la intención de tener una moneda común en el 2009 (me parece muy optimista).

Tienen tremendos problemas de infraestructuras, como líneas de tren que no funcionan, ausencia de puertos logísticos y fronteras que no están abiertas las 24 horas del día.
Doy fe de que en lo que respecta a las carreteras están trabajando en ello.

Otro problema que tienen es la baja productividad de muchas zonas agrícolas.
Estoy seguro de que le darán solución a eso y, por desgracia para los turistas, dejarán de verse imágenes que para nosotros tienen una gran belleza, por ser tan desconocidas y diferentes de nuestro mundo industrializado.

No sé cuanto tiempo pasará hasta que ocurra, pero estos países van a perder parte del encanto que tienen para nosotros.
Mantendrán sus fantásticos Parques Nacionales, la amabilidad de la gente y seguirá siendo la vida allí más barata que en nuestro país.
Pero se perderán algunas cosas que nos parecen tan “auténticas”.
Pero no hay otro camino posible. En un mundo global como en el que vivimos la única forma de reducir el porcentaje de población en el umbral de la pobreza es subir el nivel adquisitivo medio a través de la “vía occidental”.

6 millones de usuarios de telefonía móvil en Uganda

La verdad es que, viendo a la gente de Kampala, me parecen pocos 6 millones de un total de unos 30 millones de habitantes.
La explicación es que sólo el territorio correspondiente al 20 % de la población tiene cobertura.
Vienen de 1,3 millones en 2005 y 3,7 millones en 2007. El crecimiento del último año está perfectamente el línea con la cantidad de tiendas de telefonía móvil que puede uno encontrar.

Están desarrollando una red de fibra óptica en estos momentos.

Tengo que decir que la conexión a Internet en Uganda funciona mejor que en Kenia.

El pollo también sube en Uganda

Tanto el pollo como los huevos van a sufrir un incremento en los precios. Y os aseguro que son, junto a el maíz, los principales ingredientes en la dieta de los ugandeses.

El turimo crece a un ritmo del 5 % en Uganda

Este año los ingresos por turismo se situarán en unos 500 millones de dólares, con casi 1 millón de llegadas de extranjeros.

Tienen todavía mucho camino por recorrer.

¡¡¡¡¡ Venid antes de que lleguen las ordas de turistas !!!!!

Etiquetas: , , ,

lunes 21 de julio de 2008

Hay que estar al loro

Ya estoy de vuelta con el blog, tras unos días muy intensos en los que no he tenido mucho tiempo para escribir. Dejo lo del ojo para más adelante.

Mi primer día en Nairobi ya experimenté un truco contra el que previene la guía Lonely Planet. Se trata de un tío que viene y te empieza a soltar un rollo de que es refugiado, que procede de Sudán y acaba pidiéndote dinero y llamándote racista si no se lo das.

Al día siguiente, me dirigía, con la mochila a la espalda, al Youth Hostel de Nairobi y entre en una tienda de Safaricom a comprar saldo para el móvil, Te dan unas tarjetas con un código que tienes que dejar al descubierto rascando con una moneda.
No conseguía hacer bien la recarga y la señorita se ofreció a ayudarme.
Cuando ya había salido por la puerta me dí cuenta de que sólo me había recargado el saldo con el código de una de las tarjetas que compré.
Cuando entré en la tienda estaba recargando su móvil con esa tarjeta.

Siguiendo con el tema de los móviles, la chica que me vendió la tarjeta SIM me escribió
al día siguiente para saludarme. ¿Quería ligar o hay algún intento de engaño detrás?

Ahora mismo estoy en Kampala, capital de Uganda. La noche del sábado cené con unos americanos y a uno de ellos le robaron la cartera (fue un error llevarla encima y más aún en el bolsillo trasero).
No sé como, pero tras avisar al responsable del Pub, la cartera apareció con todo menos el dinero.

Pero lo más increíble ocurrió ayer.
La noche del sábado tomamos alguna cerveza que otra. Al llegar al Hotel, Tim (chico americano del que os hablaré más adelante) tenía mucha sed y el bar del hotel estaba cerrado. No se le ocurrió más que intentar abrir la puerta del bar-comedor con su llave y, después de conseguirlo, coger una botella de agua y un Red Bull. Se cruzó con el chico de Recepción (que casi no habla inglés) y le preguntó si podía pagarlo.
Esta mañana, los encargados del Hotel nos han interrogado. Tim ha confesado todo y pensábamos que ahí quedaba la cosa, pero no.
Resulta que alguien forzó el cajón de la barra del bar y se llevó el dinero. Tim era el principal sospechoso.
Hemos estado 5 horas en el Hotel, hablando con los encargados, esperando a que viniera el Director del Hotel, hablando con el supuesto Chairman (algo así como alcalde) de la zona.
Tim y Ken tenían que irse ayer sin falta para volver a Kenia, con lo que la opción de la Policía no era buena. Tim accedió a pagar el dinero que supuestamente había en la caja, los desperfectos, etc. Todo junto ha quedado en unos 200 € para olvidarse del tema. Una broma de mal gusto, pero una solución mejor que pasar por la experiencia de vérselas con la policía, con toda seguridad corrupta.
Por suerte yo llevaba suficiente dinero y le he podido prestar a Tim.

Etiquetas: , , , , , , ,